El encaje roto, de Emilia Pardo Bazán

Entre otras muchísimas cosas, nos hicieron creer que no había referentes literarios femeninos, o que los que había eran pocos y menores. Ni rastro de ellos en tantos planes de lectura. Y resulta que no, que existió Doña Emilia y se dedicó a escribir relatos -no uno ni dos, TREINTA Y CINCO- en los que denunciaba la violencia física o psicológica contra las mujeres, bien sea ejercida por sus parejas, bien por sus padres, bien por sus novios, bien por la sociedad patriarcal española de finales del XIX y principios del XX, con su religión, su qué dirán y su no te pongas histérica. Lo peor de este libro es la vigencia que tiene. La puñetera vigencia. Lo mejor es que existe, que está maravillosamente escrito -menudo poderío en el género cuentista-  y que es una bomba cronológica. Hay una literatura de calidad que refleja y denuncia el machaque (en este caso ibérico) a las mujeres en el XIX y la editorial Contraseña lo ha rescatado. Gracias. Muchas gracias.

Recomendación: a gustosos de literatura decimonónica en general y literatura feminista pata negra en particular.

Foto cabecera: diariodenavarra.es

5 Comments

Leave a Comment

  1. Imprescindible para personas comprometidas con la igualdad de mujeres y hombres y para saber que en una época nada propicia en España para su defensa, Emilia Pardo Bazán tuvo el coraje de enfrentarse a esa sociedad, incluso interpeló a Pérez Galdós por no atreverse a defender a las mujeres y dejarlas en sus novelas sometidas al hombre. No se puede olvidar que antes de los movimientos actuales, hubo muchas mujeres valerosas que se atrevieron a proclamar la igualdad de derechos. Y en el necesario recuerdo, volver a la Vindicación de los derechos de la mujer que Mary Wollstonecraft escribió en ¡1792! y que se lee en un rato, es un ejercicio más que saludable para sentirnos privilegiadas y para seguir intentando aportar cada cual su granito y que la igualdad sea realidad en todo el mundo cuanto antes.
    Muchas gracias por la reseña,
    PML

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.