Los habitados, de Piedad Bonnett

Me da un siroco y agarro un libro de poesía de una autora viva y además novedad de este año. Tan habitual en mí como hacer triatlones. Su nombre me sonaba de ciertas búsquedas sobre literatura del duelo, que si Alfaguara había publicado no sé qué desgarrador libro y poco más. La contra de este informa de que esos “habitados” son los rotos, los que no encajan y, efectivamente, ahí están los “desterrados hijos de Eva” poblando el primer poemario del libro. El hilo conductor son ellos y sus múltiples miserias. Metáforas, reiteraciones, algún adjetivo que te deja seca. Hasta ahí huele a poeta escarbando la tierra de los locos, las putas y los incomprendidos. Y gusta. De lo que no avisaba la contra era de lo que contenía el segundo poemario titulado “Noticias de casa”, superior al primero y el que la editorial vende así: “conjunto de poemas que se acerca al duelo con la serena tristeza […]”, bien, se quedaron cortos. Pasma el temple para escribir ciertos versos, pero te encuentras de frente el tremendo agujero negro que deja su hijo suicidado, el salto al vacío de este y el desgarro infinito de su madre; el olor dejado en la ropa, el silencio asfixiante, el querer que duela siempre así para, al menos de alguna forma, tenerlo presente. Tremendo y hermoso como él solo.

Recomendación: a gustosos de poesía contemporánea (Los habitados) y a gustosos de literatura del duelo de alto voltaje (Noticias de casa).

Foto cabecera: Juan Carlos Sierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s