Eduardo Halfon juega en esa liga de escritores (que este año en mi pueblo lidera Dovlátov) que le pegan a la autoficción, esto es, tiro de memoria y de mis propias experiencias y las presento -más o menos disimuladas- cual novela. En este caso voz narrativa, autor y personaje principal se corresponden. Un tres por […]

Me ha traído hasta aquí el morbo puro y duro por saber si era para tanto, si todos esos suplementos, gremios de libreros y fuerzas bibliófilas vivas en general coincidían a drede o realmente estos apegos merecían tanta cheer-leader. Eso y que tenía que leérmelo para el club de lectura de este mes, claro. Esto […]

Llego a este libro autobiográfico de Ellroy gracias a un cliente que tengo que me lo han debido mandar los elfos de Rivendel porque en alguna otra vida algo bueno habré hecho. Esta barbaridad de libro se divide en tres partes: en la primera encontramos un relato del asesinato de Jean Ellroy, en junio de […]

 Villalobos nos lleva a los dominios del narco vistos por los ojos de un niño, quien bien podría ser el trasunto de un hijo de un Pablo Escobar “cualquiera”. Con un sentido del humor más corrosivo que el agua de Fukushima observamos cómo la violencia se cuela por cada resquicio de la vida cotidiana de […]

4

Con los dedos pegados al Kindle con loctite y los ojos como el desierto del Gobi me ha tenido el señor Ellroy, de quien sabía por el peliculón L.A. Confidential, basado en uno de sus libros, pero a quien no había hincado el diente literariamente hablando. Y qué festín, señoras y señores, he tenido el […]

2

Menuda forma de pasar el ecuador lector del año. Qué gusto, qué despliegue de poderío. Relatos cuyo hilo conductor es, sobre todo, la cabeza de las mujeres. Fantasías negativas desbocadas, neuras, pensamientos atropellados, películas góticas y mucho sentido del humor. Todo bien agitado en la coctelera made in Atwood y excelentemente servido. Arranca con una […]

1

En la creación imaginada por Twain, Eva es consciente de ser un experimento, los tigres comen fresas antes de saber que son carnívoros y la voz de Dios no aparece por ningún lado. “Hay instrucciones” le dice ella a él en un momento dado. Twain se ríe de algunos clichés, reivindica el método empírico en […]