La perra, de Vasili Grossman

Teníamos ese calzamesas de Vida y destino más fichado que al vecino de enfrente y era precisamente su potencia voluminosa la que nos repelía hasta que cayó en nuestras manos, en una bendita casualidad, de manos amigas, este relato breve en edición bilingüe al que merecía la pena mirar aunque sólo fuese por ver esa escritura cirílica que queda bien con cualquier cosa porque es preciosa y siempre me lo ha parecido. Cuento sobre perra callejera curtida en mil miserias perrunas metida a astronauta con billete de vuelta, no como Laika. Imposible no fijarse en el trabajo de ilustración de Taxio Ardanaz, alguien que reflexiona sobre las victorias y sus monumentos, resistencias y vencidos. Aquí iluminando el viaje de Petrushka… hasta su amo.

Recomendación: a gustosos de relato sobre perra-sputnik, a amantes de los perros y animales; y a degustadores de Grossman.

NOTA DE PRÉSTAMO: La edición es preciosa y además ha sido un regalo. Pienso comprarlo para regalo. No digo más.

1 Comment

Dejar un comentario

  1. Hola

    Vida y destino hay que leerlo. Cuando lo leí me gustó mucho. Además de como calzamesas viene muy bien cuando está acatarrado como levantacolchones.

    Antes de leer este creo que me leeré El infierno de treblinka. Grossman fue el primer escritor/periodista que pisó el campo de concentración, y sabiendo como escribe, me puedo imaginar cómo será esta relato. Tan bello como horrible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.