Intemperie, de Jesús Carrasco

No iba de ovejitas luceras sino de cabras. En la página 40 estaba ya bastante sobrada de pedregales, sequía, niño andrajoso y viejo taciturno. La justicia poética salva a este libro, eso y que no está escrito con el pie, no es el Foenkinos o la E.L.James, aunque se nos vaya la mano en la descripción que da gusto, en general me sobran orines, pústulas y sol cenital por todo el libro. La parte que me ha sorprendido para bien es el -buen- uso del léxico que había leído criticar sin piedad por la red. No lo veo fuera de contexto, a mí, al menos, no me ha chirriado. La parte en la que hago mala leche es culpa de la solapa de Seix-Barral, con su decir que Carrasco es el McCarthy ibérico. Señor, ¿por qué? ¿porque sale un niño que se sorbe los mocos en un llano?, a la intemperie dejaba yo a los de márketing. 

5 Comments

Leave a Comment

  1. Pffff, Deborah, parece que estamos de acuerdo punto por punto. Ínfulas a tutiplén, algún amago que roza el ridículo, los anoté por Goodreads y eso mismo ¿dónde está McCarthy? ¿Y Delibes? Porque se comparó con los dos esta novela del año que se publico en…. febrero!!!! No puedo decir que no me gustara y bueno, a mí sí me chirrió el léxico y alguna que otra «imagen».

  2. Hola: muy de acuerdo con tu comentario, en todo. Y otra cosa: yo esta novela la veo trasladada al cine antes o después. Mucho están tardando ya, me parece a mí….

  3. Compré la novela en el Corte Ingles y como venía firmada por el autor, la regalé…¿Debería pedir perdón?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.