Treblinka, de Chil Rajchman

Tengo el estómago revuelto, no digo más. No alcanza a Antelme porque este me lo he terminado, pero ser uno de los 57 supervivientes de Treblinka, donde le dieron sopas con onda a Auschwitz y a cualquier otra fábrica de la muerte alemana y escribir este testimonio es como para grabarte su nombre en las meninges. Vasili Grossman te termina de machacar con un epílogo brutal pero perfectamente complementario al texto principal. Tres millones de almas, tres, en apenas trece meses. La joya de la ingeniería nazi. Y si Rajchman mismo reflexiona sobre su supervivencia para que el mundo sepa qué paso en Treblinka no seré yo quien le quite el objeto de su escritura y, según él, de su existencia misma: hay que leerlo.

Recomendación: a interesados en la Shoah, en nazismo, II Guerra Mundial, Historia de la Humanidad y antropología de una carnicería industrial sin parangón.

NOTA DE PRÉSTAMO: Es de la biblio pero pasa a la lista de libros pendientes de comprar en papel. 

3 Comments

Leave a Comment

  1. ¡Hola!
    Me lo apunto de cabeza, sin dudarlo. Tiene una pinta increíble y me gustan mucho los libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial. Espero poder leerlo pronto y a ver que me parece.
    Un beso

  2. Es un libro que te deja conmocionado desde el principio al fin. Muy recomendable. De los que no se olvidan ni deberían olvidarse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.