Como si existiese el perdón, de Mariana Travacio

Hay placeres en la vida que a veces se nos olvidan, porque llegan tan de tarde en tarde que por el camino los olvidamos (somos animales inmediatos) pero precisamente por eso cuando se te plantan delante la ilusión es implacable. Y Travacio lo ha hecho. Con una historia de venganza universalizada (cerros, montañas, nada de topónimos) violencia, silencios y culpa nos da un meneo que para la segunda página te viene todo: el placer inmenso de descubrir una escritura artesana, somera, sin descripciones ni paja de relleno, con las palabras justas y la lírica exacta que te devuelve la fe en encontrar tesoros en las pilas de novedades. Como si existiese el milagro.

Recomendación: a buscadoras de placeres lectores escritos en castellano. Salgo pitando a por «Quebrada». Mil gracias a la librera Nerea.

Foto cabecera: revistaruda.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.