Monasterio, de Eduardo Halfon

No se decide el propio Halfon con las etiquetas, que si autobiografía novelada que si novela muy inspirada en su propia vida y, sinceramente, nos da igual. La boda de la hermana del escritor guatemalteco con un judío ortodoxo en Israel es el catalizador para menear los andamios identitarios del autor. Los comentarios racistas de un taxista israelí contra los árabes sacuden la rama de la familia materna, judíos árabes, el fanatismo del futuro cuñado remueve la mala leche con cuchara de palo y con sus apenas ciento treinta páginas ese enorme árbol que es la identidad personal, ese quién coño soy yo de toda la vida, termina como un sonajero. Soy el que sobrevive, el que vive, el que guarda su nombre escrito en el puño cerrado… Así que sean del género que sean, leeremos más cositas de Eduardo.

Recomendación: a gustosos de temas de identidad, memoria, fanatismo religioso, migraciones y supervivencias varias.

Foto cabecera: lanacion.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.