Historias de Nueva York, de O. Henry

Interesantes relatos de historias cotidianas, generalmente con finales sorprendentes, en la Gran Manzana de 1900. Cuando en Nueva York había transporte a caballo, cocheros, telegramas y, por supuesto, una realidad económica que orquestaba la existencia de todo bicho viviente. Como siempre ocurre en los compendios de relatos, desigualdad habemus, pero la impresión homogénea es buena. Lo que no puedo dejar pasar es la parte de la cubierta posterior en la que los editores de Nórdica Libros hablan de la “nueva y excelente traducción realizada por José Manuel Álvarez Flórez”. Es la primera vez, todo sea dicho, que pillo a los de Nórdica en un renuncio pero los usos (dos veces) de “doceava” por “duodécima” y de unas horrorosas “etapas” (“una casa de dos etapas”, no sé si con metas volantes) por “plantas” o “pisos” de toda la vida, dejan esa afirmación, me temo, en agua de borrajas. 
Recomendación: a gustosos de relatos cotidianos a principios de siglo XX ambientados en Nueva York. 
NOTA DE PRÉSTAMO: Lo daría por amortizado sin los cantazos de traducción. 

2 Comments

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .