El bombero al que nadie llamó, de Wilbert Torre

Lo leí hace tiempo, pero lo tenía sin reseñar, me lo he encontrado en el Kindle y no se me ocurre mejor homenaje que hablar de él. Este reportaje periodístico que cae en un suspiro se centra en un bombero mexicano, Rafael Hernández, a quien el 11-S le pilló en Nueva York y el hombre, diseñado para ayudar, sacó a gente viva de las Torras Gemelas antes de que se desplomaran y luego se tiró 72 días recogiendo restos entre los escombros. Era voluntario, como cientos de personas que por ello contrajeron enfermedades respiratorias incurables (y estrés postraumático, claro, y depresión) y luego tuvieron que pelear por conseguir ayudas gubernamentales para sus enfermedades. Hubo quien murió asfixiado por el polvo del WTC en los pulmones, diez años después, esperándolas. 
Recomendación: lectura imprescindible para tener una visión más global del 11-S, ya que muchos nos quedamos con las imágenes de las velitas, los discursos y las banderas y de ahí enfocamos hacia Irak, para no volver a mirar lo que quedaba en Nueva York. 
NOTA DE PRÉSTAMO: Vale más de lo que cuesta, lo compré en la página de eCícero. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.