Al envejecer, los hombres lloran, de Jean-Luc Seigle

Ha tenido que llegar abril para que pueda decir que esta es la mejor novela que me he leído en lo que va de año y podría soportar, ella solita, algún semestre más.  Destaca por una ingeniería temática en la que se mezclan ese tótem que es el sentido de la propia existencia junto con la estupidez bélica o el valor de la literatura y la importancia de la Historia. Los temas secundarios se abren como vasos capilares por todo el libro. Se estructura de forma clásica, en tres partes -mañana, tarde y noche de un día de 1961- con un epílogo en el que emerge el objetivo unitario de toda la novela. En su escritura Seigle derrama ternura, emoción, cotidianeidad y profundidad como quien siembra a mano dibujando medias lunas que terminan por crear un campo homogéneo. Buen trabajo.

Recomendación: a quien busque novela enmarcada en consecuencias -personales y políticas- de la II Guerra Mundial. A gustosos de función de la literatura en la historia.

NOTA DE PRÉSTAMO: Es de la biblioteca pero en cuanto pueda lo compro. 

2 Comments

Dejar un comentario

  1. A mí todo lo que huela a IIGM ya me llama, si añadimos literatura y Francia… me tenía ganada con poco, la verdad, pero me ha gustado mucho, a ver qué te parece. Yo acabo de leer tu reseña de “Perdida”, igual me la apunto para un viaje en avión…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s