El niño perdido, de Thomas Wolfe

Tengo un problema con los relatos protagonizados por niños, no puedo con la infancia literaria. Es una manía como otra cualquiera, manía, he dicho, porque lo de los autores rusos es alergia alimentaria. Quizás tenía que habérselo dicho a quien me recomendó esta obra, que todo lo que tiene de bien escrita, que es mucho, lo tiene de dramón infantil, porque me hubiese ahorrado el mal trago, ya que esa tirria viene, por un lado, de patéticos esfuerzos por reflejar literariamente la voz infantil -este no es el caso, ahí Wolfe lo borda- y por otro por el mal rato que paso cuando los cafres ficticios o las tragedias inevitables machacan a la susodicha infantería. Recuerdan que en la realidad es peor. Y el niño protagonista de esta novela era hermano -real- del autor. Pedazo de cuerpo jotero que deja.
Recomendación: a quien busque homenaje a la infancia y al tempus fugit en (buena) novela corta americana 100%. Prescindible para quienes han perdido hermanos. 

7 Comments

Dejar un comentario

  1. Vaya, qué pena que no te haya convencido. A mí también me molestan las aproximaciones sentimentales a lo que sea (tragedias, infancias) pero este libro me pareció maravilloso y que no iba por ahí. Igual me lo tengo que pensar dos veces antes de seguir recomendándolo por doquier!

    Me gusta

  2. ¡No, mujer, no es el libro!, soy yo. Formalmente me ha gustado, no conocía a este autor. La primera parte me ha resultado un pelín pesada porque no soy de descripciones costumbristas, pero toma sentido con el resto del libro. Las cuatro partes se complementan perfectamente y dan un resultado magnífico, pero el objetivo es lo que me ha dejado para el arrastre.. además de la manía, tengo un hijo de 9 años, no podías saberlo. No dejes de recomendar, ¿eh?. ¡Salud!

    Me gusta

  3. Vale! Joé, pues espero que no hayas leído Niños en el tiempo, de Ian MacEwan. Una historia brutal pero con el típico toque “realismo mágico” del MacEwan previo a convertirse en escritor de salita de té.
    Yo ahora estoy inmersa en los Cuentos completos de Stevenson, que van fenomenal para despejarse (también he tomado nota de tus policiacos con el mismo fin). Saludos

    Me gusta

  4. No, no, nada de niños en el tiempo (ni me arrimaría)y lo de Stevenson suena a que te estás pegando una paliza de campeonato; me falta motivación, la verdad. Me alegra que también pruebes “refrescos”, que no sólo de caviar vive el personal… ¡Ya contarás!. Más saludos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.