La balada del café triste, de Carson McCullers

Qué rápido se olvida el sabor de la literatura cuando llevas tiempo sin probar bocado. Y qué rica sabe cuando te reencuentras con ella. Hasta he hecho algo que no practicaba hacía lustros: he olido el libro; una edición en tapa dura que forma parte de un compendio de obras maestras de la Literatura Universal, no os digo más. Historia de personajes marginales en pueblacho americano deprimido -ambientación «Made in Steinbeck«, a mi modo de ver- que desgrana la tragedia de la soledad con una narración que raya la transimisón oral: McCullers se dirige a nosotros mientras nos cuenta la historia del café triste, nos deja en suspenso, nos lleva y nos trae… y bienvenido sea el viaje. Otro descubrimiento (más) de la bibliotecaria: Olga 4*-Deborahlibros 0.
(*) Goles de Phillipe Claudel, Mejillones para cenar, John Cheever y McCullers respectivamente. 
Recomendación: a quien quiera novela breve de la américa profunda de cinco tenedores. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.