La pasión de Artemisia, de Susan Vreeland

Novela histórica que cuenta en primera persona la vida de Artemisia Gentileschi, primera mujer en ingresar en al Academia de la Artes de Florencia. Entre los aciertos la recreación histórica y -se nota que la autora ha hecho los deberes- los detalles técnicos y psicológicos del proceso de creación pictórica. También se agradecen los apoyos en hechos reales: la pintora fue violada y sometida a juicio inquisitorial y realmente se carteó con Galileo y trabajó para los Médicis. Entre los desaciertos, además del título, que pide a gritos que lo coloquen en las estanterías de novela rosa, la simplificación de personajes (tuvo hermanos y más hijos) y la siempre difícil construcción en este género de la personalidad de la protagonista. Transmite verdadero respeto y -ahora sí- pasión por la pintura y me quedo con los pasajes, no sé si ciertos o no, en el que le regalan un pincel del mismísimo Miguel Ángel, uno, y, segundo, termina metiéndoles un gol a los ingleses al introducir disimuladamente el SPQR en un techo del palacio de la reina.
Recomendación: a quien guste de novela histórica y en concreto el ambiente pictórico del barroco italiano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.