Perdida, de Gillian Flynn

unnamed1Ya sé que soy la última en llegar pero me importa un pimiento. Lo mejor -y no es coña- de este libro es imaginar constantemente a Ben Affleck -no, no he visto la peli- en el papel de marido puteao, eso y los niveles de hijoputez de la doña, que, lástima, rozan demasiado lo inverosímil. Esto es la versión S. XXI de “Durmiendo con su enemigo” y con los papeles invertidos, en este caso, la mala es ella. El argumento se reduce a que ella, cabreada hasta las trancas por una infidelidad, simula su desaparición y se lo curra, a fondo, para que incriminen a su marido por asesinato, a todo esto estando ella en cabañas con lago, claro. Así que aquí tenemos hamburguesa… pero del Foster’s, con carne más rica, al punto y pan decente.

Recomendación: Eficaz en un viaje largo o en un día de convalecencia, como por ejemplo, hoy.

4 Comments

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s