Perdida, de Gillian Flynn

unnamed1Ya sé que soy la última en llegar pero me importa un pimiento. Lo mejor -y no es coña- de este libro es imaginar constantemente a Ben Affleck -no, no he visto la peli- en el papel de marido puteao, eso y los niveles de hijoputez de la doña, que, lástima, rozan demasiado lo inverosímil. Esto es la versión S. XXI de «Durmiendo con su enemigo» y con los papeles invertidos, en este caso, la mala es ella. El argumento se reduce a que ella, cabreada hasta las trancas por una infidelidad, simula su desaparición y se lo curra, a fondo, para que incriminen a su marido por asesinato, a todo esto estando ella en cabañas con lago, claro. Así que aquí tenemos hamburguesa… pero del Foster’s, con carne más rica, al punto y pan decente.

Recomendación: Eficaz en un viaje largo o en un día de convalecencia, como por ejemplo, hoy.

4 Comments

Leave a Comment

  1. Nada mal imaginar a Ben Affleck 😁
    Que te mejores! En estos días me paso por la librería. Abrazo!

  2. ¡Hola!
    Lo tengo pendiente en la estantería y pretendo leerlo este año. Tampoco he visto la película pero seguro que me imagino al protagonista como Ben Affleck.
    También tengo pendiente Heridas abiertas de la misma autora.
    Un beso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.