Tiempos de hielo, de Fred Vargas

9788416465217_L38_04_xVuelves de viaje. De un viaje bastante agradable. Has disfrutado a tope, incluso mientras volvías has rumiado ese clásico «jodé, tengo que salir más, qué pereza organizar y salir pero qué bien cuando estás fuera, cómo desconectas, qué a gusto». Hasta que llegas a casa y te reconcilias con tu universo y nada, absolutamente nada, puede compararse al inmenso gustirrinín de pisar tu ducha o de meter los pies en tu cama después de una buena ausencia. Volver a Adamsberg es lo mismo. Vargas ha conseguido que volvamos a casa cuando leemos la primera hoja. Conseguir que te emociones al leer el primer diálogo con Danglard. Esa primera carcajada no tiene precio. La trama esta vez nos lleva a Islandia y a la Revolución. No puedo imaginar mejor circuito. No caigo ahora mismo en otro autor o autora que después de cuatro años me abra la puerta de mi propia casa de esta forma.

Recomendación: a seguidores de Adamsberg: imprescindible. A los demás, lo de siempre, yo empezaría por el primero de la serie.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.