Ah, Frédérique, ma Frédérique.  Nueve libros de Adamsberg y todavía estás por fallarme. A estas alturas de tu bibliografía que una trama resulte más o menos previsible es totalmente secundario. La verosimilitud del modus operandi de la policía o del asesino nos la trae al fresco, ya existe C.S.I. para sobar epiteliales. Peregrinamos a tus […]

Vuelves de viaje. De un viaje bastante agradable. Has disfrutado a tope, incluso mientras volvías has rumiado ese clásico “jodé, tengo que salir más, qué pereza organizar y salir pero qué bien cuando estás fuera, cómo desconectas, qué a gusto”. Hasta que llegas a casa y te reconcilias con tu universo y nada, absolutamente nada, puede compararse al […]

5

Lo que fluye en esta mujer es un piloto automático adamsberguiano y le salen las historias del comisiario en París como las setas en septiembre. Son tres relatos dispersos en su bibliografía que van de menos a más. El tercero, en mi opinión, reluce sobre los dos primeros; es el más cercano a sus mejores […]

6

Se nos había perdido un poco en Un lugar incierto, porque la de los pies cortados nos llegó un tanto desdibujada, cargada de demasiada nebulosa adamsbergiana y con rocambolesca conexión familiar-folletinesca. Y de repente aterriza este ejército de ánimas (cada vez que nos vamos a Normandía las novelas de esta mujer ganan, debe de ser el […]

Muy buena, como siempre, la trama, (surrealista, misteriosa y llana a un tiempo); impecable en la forma, ésos diálogos para enmarcar y esos personajes grabados ya a fuego en la memoria colectiva de los adictos al género negro, como es mi caso. No decae nada y mejora, como el vino que tanto menta en su […]

Había leído los tres últimos libros de esta “serie Adamsberg” y opinaba que la mejoría iba “in crecendo” hasta La tercera vírgen, una auténtica eclosión; pero no es que empiece mal, al contrario, aquí está la prueba: esta mujer consigue tramas policiales cuidadas, con personajes bien construidos, ricos en matices y un sentido del humor […]