La trampa de miel, de Unni Lindell

En este momento estoy, prácticamente, para amor y lujo o para cualquier cosa menos densa que la etiqueta de un champú. En este contexto me compro una novela negra escandinava de oferta en Amazon a 1€ y luego veo que hay otro libro anterior, así que termino comprando este en papel. Es lo que tiene Amazon, un márquetin impecable. Así llego a esta otra Asa Larsson, bueno, no, seamos justas, un poquico mejor que la Asa porque no hay iglesias de Kiruna. Por lo demás esto sería la versión Disney de Nesbo, paisano de la tal Lindell. Un par de protas cual pareja de Luz de luna cutre (los más jóvenes que tiren de wikipedia) y una trama rocambolesca con el asqueroso tema de la pederastia infantil como ingrediente colateral. Estereotipos y diálogos para el olvido incluidos. Erratas, textos en inglés sin traducir y abuso de cursivas a parte. Me ha servido lo justo para superar una fase de estrés agudo sin lecturas y reconozco que me lo he terminado para poder ponerlo a caldo aquí.

Recomendación: a gustosos de novela negra de tercera división sin aspirar al ascenso.

NOTA DE PRÉSTAMO: He perdido 9 euros. Más el euro del siguiente en electrónico, 10€ de broma.

4 Comments

Leave a Comment

  1. Que levante la mano quien no haya picado con las ofertas de Amazon. ¿Ves manos levantadas? Porque yo no. Sí, sí, ya sé que es un consuelo muy pobre, pero que sepas que no estás sola. Y además con una novela negra, género que se presta a lo chusco y previsible con una facilidad que espanta. ¡Animo y mejor suerte con la próxima!

  2. El problema, creo yo, es que a cualquier cosa se le llama «novela negra».

    Y si no, echad un ojo a cualquiera de las novelas de Martín Beck que escribieron en los 60\70 Maj Sjöwall y Per Wahlöö: en algunos aspectos han quedado un tanto viejunas, pero fueron pioneros en lo de meter caña al modelo escandinavo, y por cantidad de sus observaciones parece no haber pasado el tiempo.

    Están todas reeditadas en RBA, y leerlas es como ver cine policiaco de los 70.

  3. Conozco al matrimonio en cuestión, pero no me he puesto todavía con ellos. Y sí, le llamamos «novela negra» a cualquier cosa, me temo. ¡Gracias por pasarte por aquí!

Responder a Deborahlibros Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.