La cata, de Roald Dahl

Era Alfredo Álamo en Lecturalia quien recomendaba este relato en una lista alternativa navideña de libros, sin mucho mérito en ese punto ya que los relatos de Roald Dahl se pueden recomendar para leer hasta debajo del agua. Nunca te dejan tirado. Son los 4×4 de los cuentos, vamos. El mérito de Álamo radica en ponerme en canción con una edición que no conocía y que yo saliera pitando a comprarlo sin contemplaciones. Él sólo escribió Dahl+malaleche+nórdicalibros y a mí me faltó tiempo. Las ilustraciones son preciosas y la historia va de una cata muy particular con un final de los de Dahl que no defrauda.

Recomendación: a gustosos de relato corto, fans de Dahl, futuros enólogos y sumilleres…Y a cualquiera.

NOTA DE PRÉSTAMO: La edición es de capricho. Lo doy por amotizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.