Yo nací en Yeserías, de Ana Vázquez

Cada semana me mandan algún mail ofreciéndome lecturas o libros, pidiéndome reseñas. Algunos amablemente, otros con un copia-pega. Otros peor. Yo respondo siempre lo mismo, podéis verlo en la etiqueta de «embolaos». A Ana Vázquez la conocí virtualmente por un tuit cabreado, y llegué solita a estas «yeserías» que me han ganado a pulso. Con su sentido del humor, con su laísmo incorporado y sus historias de mujeres de posguerra escritos con todo el desparpajo de quien -se nota- disfruta «juntando palabras». Ha cocinado Ana algún personaje que para rato se olvidan. Esa Críspula, esa María la Puñales, esa Olga sueca. Esto vale una tarde de lectura de gloria que le da cien vueltas a montañas de bazofia editadas a todo trapo.
Recomendación: a gustosos de historias castizas sobre mujeres en la posguerra.
NOTA DE AGRADECIMIENTO: Gracias las que tienes tú, Ana, contando estos cuentos. Gracias a ti por escribirlos.

4 Comments

Leave a Comment

  1. Solo unas letras para agradecerte la reseña. Aunque le estoy echando una jeta impresionante a la autoedición-autopublicidad-autobombo, hay una cosa que no pienso hacer : pedir que escriban sobre ni novela.
    Así que ver tu post me llena de orgullo y satisfacción como decía uno que vive por aquí cerca 😉
    Muchas, muchísimas gracias.

  2. Bien, estamos coordinadas porque sólo leo lo que me da la gana y digo -aquí, en la calle y donde sea- lo que pienso al respecto. Lo que me ha encantado es ver cómo crecían estas yeserías, yo que apenas sigo blogs de creación literaria, me has dado un zasca con eso. A ver si más gente disfruta con ellas, yo lo he hecho. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.