El porqué de las cosas, de Quim Monzó

Mi primer Monzó me ha dejado excelente sabor de boca, sobre todo en la primera mitad del libro, que mantiene de maravilla el difícil hilo de los temas comunes para acabar con la puñetera metaliteratura (sólo los dos últimos cuentos, de apenas tres hojas, comestibles). Me quedo con el Monzó traductor de comportamientos de pareja, analista de polvos y corazón, que cuestiona clichés, matrimonio, poses sentimentales y tópicos varios sin renunciar a la ironía y al absurdo. Relatos breves que se leen a la velocidad de la luz y que me veo obligada a meter en la lista de libros pendientes de comprar (en papel) y al autor en la lista de autores a explorar. Un agradable descubrimiento. 
Recomendación: a gustosos de relatos amenos sobre relaciones de pareja y no sé qué coño he hecho pero se me ha pasado la vida en esto

16 Comments

Dejar un comentario

  1. A mí me impactó profundamente la película, de Ventura Pons, cuando la vi siendo bastante jovenzuelo todavía. Luego supe quién era Quim Monzó. Y mucho después supe que Quim Monzó era quien había escrito el libro en el que se basaba la película. Que no he leído. Todavía.

    Pero esta reseña me acerca a hacerlo. Una vez más.

    Me gusta

  2. Yo me leí una recopilación de sus cuentos (“86 cuentos”, no sé si también se incluirían los de este libro) y me encantaron. Creo que está seriamente infravalorado por ser humorístico.

    Me gusta

      1. Ah. Lo siento, me temo que no. Veo que está traducido como “Il perché di tutto sommato” en 1994. Está en Amazon en bolsillo a 10€ en una edición de 2014.

        Me gusta

  3. Sí, puede llegar a ser agridulce como el que más, pero echa un vistazo en Google y comprobarás que casi siempre aparece su nombre al lado de la palabra “humor” (yo creo que acertadamente, pero supongo que esto dependerá del libro y quizás no tanto en “El porqué de las cosas”). ¡Un saludo!

    Me gusta

  4. A me gustan también sus artículos de prensa recogidos en libros. No sé si está en otras lenguas, pero contienen filosofía enriquecedora y jocoso humor. Es un rebelde y un referente.

    Me gusta

  5. Monzó evoluciona con los años, en El por qué de las cosas, Monzó se divertía en las tabernas con los amigos frecuentando lupanares y cosas así, después todo cambió y Monzó se fue agriando, pasó de encontrarse a los amigos en fiestas a coincidir con ellos en cementerios y hospitales, ahí Monzó se emponzoña. En este acto pierde su picardía y gana en mala leche.
    Monzó vale mucho la pena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s