Lo que mueve el mundo, de Kirmen Uribe

Han sido más de una y de dos las personas que me han comentado que no les gusta este escritor. Bien, que no sigan leyendo esto, “pues”. El de Ondarroa se ha colocado, él solito, en lo alto de la lista de escritores vivos que más me gustan. No por la forma, siempre desnuda y sobria, sino por las historias que cuenta. “Lo que mueve el mundo” toma como excusa la evacuación de niños de Euzkadi en la Guerra Civil, pero se arma como historia de personas en una Europa en guerra. Sigo reconociendo casualidades que he escuchado de mis mayores, sigo reconociendo sitios, acciones y desgarros que me han transmitido. Me sigo emocionando hasta echar la lagrimilla. Uribe tiene el don de convertir en literatura esas historias de quienes nos han traído al mundo, y sus historias no son otra cosa que la puñetera vida misma. Sigue jugando con los géneros como quien echa una partida de mus, lo mismo reparte novelización de una biografía que crónica periodística. Y siempre enseña la carta metaliteraria, sólo una, que le sitúa en el discurso narrativo. Mila esker, Kirmen. 
Recomendación: a quien busque más después de “Bilbao-NuevaYork-Bilbao”, no defrauda. A buscadores de historias de la II Guerra Mundial. A aficionados a descubrir a héroes anónimos. 
NOTA DE PRÉSTAMO: Propiedad de mi madre, quien también forma parte del Uribe’s Fan Club familiar. 

19 Comments

Dejar un comentario

  1. No he leído nada de este autor, así que no puedo decir si me gusta o no. Pero sí puedo decir que tanto la portada como la sinopsis de este libro me habían llamado la atención y estoy pendiente de hacerme con él. Tu reseña me mantiene “en el camino” para leerlo. Gracias. Un saludo.

    Me gusta

  2. Yo siempre he sospechado que el éxito de “Bilbao-New York-Bilbao” se debía a que el nombre de esta ciudad estaba escrito dos veces en el título (y a la misma altura que Nueva York, como era de esperar), y por tanto todos los entrañables habitantes del botxo habían comprado la novela no una, sino dos veces. Que por algo somos de Bilbao, la óspera….
    Por tanto, para repetir, Kirmen debía haberle cambiado el título a esta nueva obra. Algo así como: “Lo que mueve a Bilbao y sus alrededores”. Ahí va la hostia, pues.

    Me gusta

  3. Ya sé que es de Ondarroa. También sus novelas son de Ondarroa y sospecho que las que escriba en el futuro, seguirán siendo de Ondarroa (yo ya me entiendo). Aun así, lo de poner en un título dos veces el nombre de Bilbao, con un New York en medio, además, me parece un truco sublime. Me quito el sombrero ante el amigo Kirmen… perdón, la txapela.

    Me gusta

  4. Yo tiendo a creer que se trata de gustos más que de identidades, pero bueno…. Y, con todos mis respetos, has reseñado 10 páginas, no un libro y menos a un escritor… Gracias por pasarte, ¡Salud!

    Me gusta

  5. Te doy la razón en que son 10 páginas, pero no dejan de pertenecer al libro. No hay que infravalorar la sensación inicial y la intuición (llámame prejuicioso). No necesito leer el libro entero para saber que no me va a gustar. Igual que tú no necesitas beberte el cartón de leche entero para saber que está rancio, es más, si alguien lo hiciera diríamos que es tonto. Las primeras 10 páginas dicen mucho y en este caso creo que hay errores graves y además el tema no me interesa. Sobre lo de juzgar a un escritor por una obra… no juzgo a nadie, sólo la obra. Cada uno es libre, pero vamos, premio nacional de narrativa… claramente para dar algún premio a las lenguas minoritarias.
    Saludos

    Me gusta

  6. A ver, que a mí también se me caen libros de las manos en la página 2, pero me he impuesto como norma no hablar aquí de esas dos páginas. Me he comido truños infumables hasta el final sólo por poder ponerlos a parir aquí, con ese único objetivo, de hecho; aunque, sinceramente, con 10 páginas no da para ni para saber el argumento. Repito que creo que se trata más de gustos y me parece perfecto que no te guste, faltaría más. Advierto que no he usado el verbo juzgar en el comentario anterior. Respecto a los premios, incluyendo el nacional de narrativa, me provocan escepticismo, así, de entrada, pero sí creo que ese libro tiene valor literario. Qué le vamos a hacer. Un saludo.

    Me gusta

  7. Con permiso, y aún a riesgo de ser pesado, no me resisto a hacer un inciso. me parece injusto que se atribuya el éxito de Kirmen ribe al hecho de ser un escritor euskaldun. La prueba de ello es evidente: hay muchos escritores que escriben directamente en castellano, tienen tanto o más éxito que él y escriben tan mal (o tan bien, allá cada cual) o peor que él. Otra cosa, y eso es lo que yo pretendía insinuar, en tono medio de broma, con mi anterior comentario, es que los temas que toca Kirmen tengan, a priori, un gran predicamente entre la sociedad vasca (o parte de ella), al pertenecer, en cierto modo, a lo que podríamos llamar la “mitología colectiva vasca” (o parte de esa “mitología colectiva vasca”), como bien sabemos los que nos hemos pasado años viendo programas de la ETB, sin ir más lejos. Pero que Kirmen, de manera consciente o no, se aproveche de esa benevolencia e interés de la sociedad en la que vive por los temas que trata es una cosa y que su éxito sólo se deba a eso, es otra. Al que le parezca un escritor mediocre (como a un servidor) cabe recordarle que no es el primer ni el último escritor mediocre que cuenta con el aplauso de crítica y público lector. Igual es que el gusto general es también mediocre.
    Perdón por el rollo.

    Me gusta

  8. Ay, ¿Si el gusto de los demás no coincide con el mío, el de ellos es mediocre??? Ejem! Argh! (toso) No tengo más remedio que preguntarte -muero, a estas alturas, de curiosidad- por los autores que te gustan, suelta algún ejemplo, mesedez. 🙂 En lo formal me gusta más Unai Elorriaga, Un tranvía en SP me pareció magnífica, pero Uribe me parece un excelente rescatador de historias cotidianas, (vascas, sí, vascas, joder, si hubiese nacido en Cuenca, serían conquenses, no sé cuál es el problema) y el juego que se trae con los géneros me parece bien resuelto. Venga, Jonan, ¿autores de cabecera de servidor?

    Me gusta

  9. Touché, querida Deborah: tienes razón en lo de que si el gusto general no coincide con el mío, me atrevo a considerarlo mediocre. Mea culpa. En mi descargo, señalaré que la “librería” que tengo más a mano en la localidad donde resido es la sección de libros de un hipermercado Eroski, así que tú dirás qué visión tengo yo del gusto general…
    En cuanto a la “vasquidad” o no “vasquidad” de lo que escriben los autores vascos, por supuesto que Kirmen Uribe tiene todo el derecho a escribir sobre Ondárroa o sobre sus antepasados ondarrotarras, faltaría más. Lo que pasa es que yo, a estas alturas, ya estoy un poco cansado del axioma literario ése de que “a lo universal se llega por lo local” (cosas de la edad, supongo)y me gustaría encontrar a escritores conquenses que hablan de lo vasco y a escritores vascos que hablen de lo conquense. O de lo neoyorkino, ya puestos. Pero bueno, cada cual que se construya su Macondo o Yoknapatwpha particular, que eso tiene muy buena prensa.
    En cuanto a mis escritores de”cabecera”, me temo que no los tengo: soy demasiado vago y errático para eso. Últimamente estoy tratando de desasnarme y entrar en el mainstream a base de Philip Roth y de San DFW, pero de cabecera nada. Echo de menos a los Tres Investigadores, qué quieres que te diga.
    Un saludito.

    Me gusta

  10. Jajaja, lo de la librería no cuenta, Romerales, que tienes conexión a interné… y tampoco hay que machacarse directamente con Roth y San DFW -alabado sea su nombre, pero madre de Dios, cuando se pone densico..- que hay cosas intermedias que no te quitan el vivir y tampoco están tan mal… Yo también me echo de menos a mí misma cuando leía los Tres Investigadores 😉

    Me gusta

  11. Leído artículo. Eso lo relaciono más con lo que un amigo acuñó aquí como “mamémonos la polla con la foralidad” . Un Museo de los Sanfermines quería hacer la Sra. Presidenta. En fin, ignorantes con aires de grandeza hay en todos lados, pero sigo sin ver a Uribe en este saco. En esta novela la excusa es la evacuación de niños de Euzkadi, pero el desarrollo te lleva por todo Europa, emocional y físicamente.
    Ah, y los comentarios son siempre bienvenidos, que de eso se trata, no?

    Me gusta

  12. Yo le preguntaría a Jonan si ha leido el libro, porque si no le ha leido, yo no sé cual es su criterio para opinar.
    Estoy esperando que haga una crítica a la obra y no se guie por lo que dicen unos y otros.
    Para mi la pregunta del título ya invita a la lectura

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.