Cincuenta sombras de Grey, de E.L.James

Antes de que ciertas mandíbulas se terminen de caer, opino tras consumir, así que un respeto. Un respeto a la riñonada de terminarlo, mesedez. La ristra de clichés de esta novelita rosa subida de tono es de tal calibre que va de aquí a Sebastopol: recién graduada en literatura -eso ha dolido- de 21 añitos, y a la sazón vírgen, inicia relación erótico-festiva con multimillonario-adonis. La gran piedra angular del tinglado es que a él le va el rollo sadomaso. Y ella no sabe. Bueno, sí. Bueno, no. Cualquier breve pasaje sobre este tema de Milena Agus en su “tiburón” le da 50.000 vueltas a esto, claro que cualquiera mejora lo presente con un bic en la mano. Yo para el ¿cuarto? polvo vainilla o tuti-fruti estaba hasta el moño de las “mariposas en el estómago”, “su maravilloso pelo cobrizo” y los imperdonables y repetidos hasta la extenuación “Madre mía”. Yo ya he cumplido. Las segundas y terceras partes son enteritas para su autora y su mecanismo. 
Recomendación: a quien busque novela rosa húmeda. 

7 Comments

Dejar un comentario

  1. Bien, Deborah !! Hay que sufrir leer cosas así para pronunciarse. Después de todo, si lo hiciste con Mocchia, por qué no con este?. Ahora, por lo visto, menuda paciencia y menudo estómago. En cualquier caso, menor tortura que el IVA al 21%.

    Me gusta

  2. Serán prejuicios, pero hay ciertos libros que ya pienso: “No”. Y ahí se quedan. Y luego gente de cuyo criterio me fío me lo corroboran: no. Espero que te desquites con un clásico…

    Me gusta

  3. Efectivamente, estoy con una pequeña joya de Nórdica Libros elegida ex-profeso tras esta hamburguesa de plástico. Próximamente en sus pantallas 🙂 Francesc: si suben el IVA de artefactos como éste sólo nos queda Islandia…

    Me gusta

  4. Sólo con ver las pilas de libros en el Corte inglés ya sabía que no me iba a gustar. Pero encima leí algún párrafo al azar y era para morir de vergüenza ajena… qué mérito acabarlo!

    Me gusta

  5. Hasta la mitad, con avituallamiento, a piñón fijo, se aguanta. A partir de ahí riñonada pura. Y porque no he mentado las graduaciones, los abracitos con las compis de piso y los ¡¡Oh, Dios, voy a conocer a sus padres y no sé qué ponerme!!…y los viajecitos en helicóptero que pilota el propio mendas. Todo ello da para reflexionar sobre estereotipos varios y tal. Respecto al continente va acorde al contenido, mismo nivel. Lo he acabado porque no reseño libros a medias. Los que dejo tirados no llegan al blog y merecía la pena orear semejante bazofia. Creo.

    Me gusta

  6. Empecé a leerlo el otro día por curiosidad. De entrada ya da todo un poco de risa, cómo se conocen, las conversaciones, etc. Hasta el primer polvo vas aguantando por la curiosidad de qué va a pasar, pero cuando ya llevan dos o tres y te das cuenta de que ahí no va a pasar absolutamente nada se convierte en una pesadez absoluta. Lo dejé a medias y no creo que lo termine…

    Me gusta

  7. ¡Hola _blank ! Bueno, tú misma, creo que hay mejores opciones, la verdad, también en género erótico, por qué no. Creo que el éxito de este libro tiene mucho -o todo- que ver con la manía de censurar contenidos sexuales explícitos en EEUU. Desde un punto de vista técnico es, objetivamente, muy malo. ¡Gracias por pasarte!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s