La felicidad de los pececillos, de Simon Leys

El azar y una amiga con un gusto infinito han querido que experimente el mayor descubrimiento del año en “no-ficción” el penúltimo día del mismo. Este compendio de artículos son a la lectura lo que una pequeña bandeja de exquisitas y artesanales trufas al paladar. El buen hombre además de poseer el don de la síntesis que tanto admiro cuadra el perfil de humanista contemporáneo tan difícil de encontrar en nuestros días.   Maestro con la muleta de la crítica literaria, el arte, la literatura china, la filosofía y la historia; tiene sentido común (no es H. Bloom) y sabe dejar que los demás hablen cuando es menester, esto es, domina el uso de las citas. Y tiene el sentido del humor que le falta a  Steiner.  
Recomendación: a interesados en literatura, crítica literaria, el oficio de escribir: es para tener, subrayar y releer. 
NOTA DE PRÉSTAMO: mi primer regalo de estas Navidades: han atinado a 400 km. Gracias emocionadas. 

8 Comments

Dejar un comentario

  1. Me encantó este libro. Es increíble lo que sugiere en tan pocas páginas. Con lo que no estoy de acuerdo es con lo de Harold Bloom!! Me parece un crítico con un criterio apabullante y nunca me he arrepentido de una lectura recomendada por él.

    Me gusta

  2. ¡Hola edp! La puya es contra el sentido común “general” de H. Bloom, no contra su bagaje literario (ese hombre es una enciclopedia andante) por las últimas tonterías que soltó sobre Internet y los best-sellers. Bloom es el crítico literario más conocido del planeta quizás eso mismo se le ha subido a la cabeza, no sé. En todo caso, ¡gracias por pasarte por aquí!

    Me gusta

  3. Hola! No he leído qué opinaba de ese tema en concreto, la verdad. Pero su aportación a la Historia de la crítica, al margen de que sea el crítico más conocido, o casi casi el único crítico mediático (vamos, el único que quizás conozca la gente que lee por placer un libro al año), me parece francamente destacable. Aunque también es cierto que ya podía acuñar alguna otra porque lleva con la ansiedad de la influencia y la escuela del resentimiento 20 años… pero en general como te digo estoy de acuerdo con sus planteamientos. Y coñe, además tiene esa pinta de abuelo entrañable con una librería de mil toneladas que yo querría tener…
    Me sorprende un montón la cantidad de libros en común que hemos leído. Muy curioso!

    Me gusta

  4. Jajaja, lo de la librería lo suscribo… y sí, claro que es bueno en lo suyo, nadie dice que no pero… me cabreé un poco con una entrevista que apareció en El País. Te mando enlace para que me lleves la contraria 😉 que de eso va el rollo bloguero, ¿no? Y -completamente en serio- si hay afinidad de gustos, deja sugerencias, que descubrir manjares nuevos llena la vida del deborahdor/a… ¡Un saludo!

    http://esquina-rota.blogspot.com/2011/09/por-que-es-importante-ken-follet.html

    Me gusta

  5. Nada, nada, no te llevo la contraria sistemática para no caer en lo troll-esco.
    Te dejo en el enlace mi estantería en anobii, no sé si lo conoces, es una página /red social en la que puedes calificar los libros que has leído y crearte tu estantería virtual. Me gusta porque es muy visual; si metes el isbn de la edición que has leído te sube la portada. ¡Saludos!
    http://www.anobii.com/deprado/books

    Me gusta

  6. SANTA MADONNA, ¿en cuánto tiempo te has leído todo eso???? Dime que abriste esa cuenta hace años o te regalo el dominio de este blog… 😉 qué apetito tienes, mujer… Conocía anobii, pero teniendo esto no le ví atractivo par mí, ahora bien, es un placer bucear en tus lecturas, me he guardado la página y la iré mirando para quedarme con diversas coplas. ¡¡Muchísimas gracias por enlace!!

    Me gusta

  7. Jajaja, pues la historia es que lo abría hará 2 años y pico pero tengo apuntados los libros que termino desde hace unos 15. Ya sé que suena psicópata, pero al empezar la carrera me dio por apuntar pelis y libros y de repente… pasan 15 años 🙂
    Sí, tienes razón en que es un poco como un blog literario para vagos!

    Me gusta

  8. De psicópata nada, es lo que hago yo. Y de blog para vagos, tampoco, es otra forma de intercambio de experiencias lectoras, con el “rating” por ejemplo, esas calificaciones con estrellas. Me seguiré pasando por ahí… (de hecho me me he quedado con la puntuación de un libro que llevo siguiendo hace tiempo: HHhH; y con la escasa puntuación a ciertas obras maestras del drama, ¿no te gusta (tanto) el teatro?) ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s