Esto es una recopilación de respuestas (en edición impecable de Nórdica, todo hay que decirlo) que Wislawa escribió durante años en una publicación polaca que debía tener algo así como un “consultorio” llamado “Correo literario”. El público mandaba sus manuscritos (en su mayoría poesía, pero no sólo) y Szymborska y un compañero contestaban de forma anónima. […]

2

Lo bizarro de Eduardo Halfon es lo bien que mezcla realidad e invención, lo bien que supera la última pantalla de la llamada autoficción. Para bizarra su alquimia. Resulta delicioso acompañar a este hombre en sus reflexiones sobre bibliotecas, escritores y lecturas en los primeros fragmentos de este libro que recoge seis textos que habían […]

Salvando las distancias, Snyder es a la explicación del S.XX lo que Beard a la de la Antigua Roma, me refiero a la pedagogía, al enfoque didáctico y a la accesibilidad global del texto… y tratándose de política del S.XX es de agradecer. Snyder es un profesor universitario especializado en Historia del S.XX y empeñado […]

A mí me encanta que Mary me explique cosas, ya sea el origen de la cerámica cretense o la apasionante vida de una bacteria en el Mar Muerto. Acepto “Beardplaining” en cualquier momento y lugar porque tiene la señora Beard un explicar académico a la par que accesible y cercano con aroma tenue de ironía […]

4

Hablando de violaciones. Una mujer de 30 años se dedicó a escribir un diario de los tres meses (de mayo a julio) de 1945 durante los cuales entró el Ejército Rojo en Berlín. Démosle todos las gracias, a pesar de que haya que agarrar el libro (muy) bien desayunadas. Gracias a ella queda recogido un […]

Me ha traído hasta aquí el morbo puro y duro por saber si era para tanto, si todos esos suplementos, gremios de libreros y fuerzas bibliófilas vivas en general coincidían a drede o realmente estos apegos merecían tanta cheer-leader. Eso y que tenía que leérmelo para el club de lectura de este mes, claro. Esto […]

He aquí libro de semblanzas de personajes históricos divididos en dos grupos: temperamentos artísticos y temperamentos religiosos. Si se pudiera viajar al pasado, los siglos XVIII y XIX, en general, me los saltaría con pértiga, con excepción, por supuesto, de un garbeo por París en verano de 1789 y una visitica a los románticos ingleses. […]