Padres, hijos y primates, de Jon Bilbao

Salir con la vitola de favorito conlleva el inevitable “pues no era para tanto” del respetable. Una vez superado el correspondiente trago de resignanción brillan más los aciertos: el ritmo (no se puede dejar de leer), la temática (somos lo que somos con apariencia domesticada), el ambiente (te vas ahogando en el clima, en los diálogos, en los callejones sin salida que construyen los personajes) y en la frase final, la cual  sitúo en el escalón más alto del podio de puntos fuertes. Reconozco que leo menos autores que escriben en castellano porque soy más exigente con ellos, me sale la acidez implacable, qué le vamos a hacer, y dentro de los últimos que he leído los hispanoamericanos ganan por goleada (Villoro, Olguín, Carlos María Dominguez) a los peninsulares, aunque nadie, ni unos ni otros, me ha dejado todavía temblando al cerrar la última página como esa joya de Girasoles de Alberto Méndez, tampoco Jon Bilbao.

Recomendación: a quien quiera buena novela con enjundia y envoltorio de thriller asfixiante en Cancún con amenaza de huracán incluida.

NOTA DE PRÉSTAMO: He apostado y me lo he comprado. No me arrepiento.

6 Comments

Dejar un comentario

  1. Me gustó y tiene muchos puntos fuertes, como dices.
    Es difícil encontrar producto nacional,
    me encanta como escribe Javier Calvo
    aunque le falta una buena historia.
    Te recomiendo “Mundo maravilloso”
    una lectura refrescante e ideal para este verano.
    No te arrepentirás.
    Un saludo

    Me gusta

  2. Gracias, pero ya no me da ni la libreta ni la vida… a ver si en verano puedo dedicarme a disfrutar (más) de la lectura. Javier Calvo, no sé por qué, me da pereza… lo apunto, en todo caso. ¡Salud!

    Me gusta

  3. La vida son decisiones.
    Este me da pereza,
    para aquel no tengo tiempo.
    Y si todos los que te leen
    pensaran lo mismo?
    Sólo leerían lo que ellos descubrieran.
    Recuerda que esto es algo recíproco.
    Un saludo y feliz verano.

    Me gusta

  4. Bueno Quique, me sigue dando pereza, toda la que me dan una caterva de autores, y quienes me leen pueden hacer y leer lo que les plazca, sólo faltaba; me encanta recibir recomendaciones, pero el problema es la falta de tiempo para poder leer todo lo que quiero, por eso espero el verano cual crío la noche de Reyes, para poder estrujarlo leyendo sin contención. Que pases tú también un buen verano. ¡Salud!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s