Crónicas de Islandia, de John Carlin

9788415958406Que perdone John Carlin por no colgar su foto, con todos los respetos, hemos preferido encabezar este comentario con una imagen de nuestro Ávalon. Si antes de leer este librillo ya queríamos pedir asilo político, exiliarnos o refugiarnos en Islandia, después de estos artículos (publicados en su día en El País) miras el AccuWeather, compras arenque. Buscas pasaje. Eliges asiento. Carlin repite datos cansinamente aunque algunos datos son para repetirlos hasta que se te caiga la mandíbula: educación, sanidad… invención de la novela, descubrimiento de América… los índices de lectura, -pellizco de monja en este punto, tartamudez, incluso- (¿Islandia existe realmente?) y desde el inicio al lector ibérico, espartanado en mil elecciones y dos mil saqueos, le resulta todo más edulcorado, pegajoso e inverosímil que una novela de Federico Moccia adaptada por la Disney…. pero. Ay, pero. Las primeras crónicas coinciden con la famosa burbuja, luego vuelve el periodista a documentar el estallido, y el último texto, el de la recuperación económica, es el que hace saltarte lagrimones como aguacates y mientras moqueas como un grifo abierto recuerdas a Galeano: Eduardo, la utopía servía para caminar… hasta Reikiavik.

Recomendación: no se me ocurre un motivo por el que no leerlo, te lleva media tarde de sofá… De hecho, creo que voy a buscar las sagas islandesas ya.

1 Comment

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s