De Azúa, setas y Rolex

azuaVenga, voy a meterme en un jardín, que se ha quedado buena mañana para sacar el machete y hacer un caminico en la selva. Dice Juan Soto Ivars aquí que se puede “Ser machista y un gran escritor”, coño, eso lo sabe cualquiera que se haya arrimado aunque sea de canto a la Historia de la Literatura. Sin embargo veo en el artículo de Soto Ivars cierta defensa que me ha pitado, voy a resumir la respuesta: Se puede criticar una obra literaria y unas declaraciones machistas de forma separada. Estamos de acuerdo en que la Historia de la Literatura está petada de escritores misógenos, antisemitas, homófobos, racistas, fachas, estalinistas, y con ideología a cuadros escoceses, y que dejar de leer a Quevedo, Baroja, Unamuno (no me da el post, ya perdonaréis) porque fuesen unos machistas de tomo y lomo es como dejar de ir a ver el Gernika porque Picasso era adúltero, o no estudiar física porque Einstein era un verdadero maltratador psicológico con su señora, o sea, una soberana gilipollez. Lo mismo aplica a Azúa, evidentemente. La diferencia es que Azúa hizo unas declaraciones ofensivas a un cargo público en el siglo XXI y la sociedad respondió. Que apechugue, leñe, y si quiere envainársela, que lo haga o que se ratifique en su sandez, pero sin paladines de su obra. De otro modo: Azúa estaba a Rolex y no a setas, que aguante la vela de los relojeros y ya si eso otro día le echamos un ojo a sus hongos.

Foto de Azúa: jotdown.es

3 Comments

Dejar un comentario

  1. Pero es que Félix de Azúa, además de machista, no es un gran escritor.
    Por otro lado, de acuerdo contigo: Quevedo no habría tenido que soportar ninguna consecuencia a su machismo, pero ya veríamos que habría ocurrido si, por ejemplo, se le hubiese ocurrido ciscarse en la doctrina católica, que era la “ideología” oficial y oficiosa de la España de su época. De hecho, cuando fue a por los rólex de su monarca, acabó en la cárcel de León.

    Le gusta a 2 personas

    1. No he leído a Azúa, no te puedo decir. A mí lo que me ha saltado la tecla ha sido mezclar Rolex y setas por parte de Ivars. Ni Azúa tiene bula para no recibir ni una crítica a sus comentarios machistas ni deja de ser mejor o peor escritor por las boutades que suelte. A Quevedo mejor que ni me lo toquen… (por cierto, ¿a qué ha venido ponerle unas quevedianas a los leones de las cortes para homenajear a Cervantes?, perdón, hablo sola en mi propio blog)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s