La edad de la duda, de Andrea Camilleri

Lo tenemos ya mayor. La intriga sobre un cuerpo aparecido en una zódiac en el mar es la excusa para que Camilleri, que debe escribir estas novelas entre la hora de la partidita y la cena, nos presente a Montalbano mayor, inseguro y emocionalmente a la deriva con una Belladona que lo desequilibra entero. Claro que me ha gustado, porque no puede no gustarme este hombre, pero me ha sabido a declive, a despedida. 
Recomendación: a seguidores de Montalbano.
NOTA DE PRÉSTAMO: Los del comisario de Vigáta los colecciono. 

2 Comments

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s