Un beso, de Ivan Cotroneo

Lo más bestia de este libro está en la nota final, aunque el recorrido lector hasta ella merece la pena a pesar del estilo que yo denomino «barriosesámico». Esto es algo así: «Me duele la cabeza. Punto, seguido. Me toco la frente. Punto, seguido. Hace frío.». Novela corta en tres partes que corresponden a las visiones del mismo suceso de tres personajes. Se lee en hora y media aproximadamente, bueno, dos horas si te da pereza y es un alegato contra la homofobia como un piano de grande. Un piano de cola tipo Yamaha. Conclusiones: a) es de los que recomendaré a mi hijo cuando ande buscándose a sí mismo y b) si tuviera una clase de 4º de la ESO sería lectura obligatoria. Si leéis esa nota final con el suceso real que inspira la obra, entenderéis estas -y otras- necesidades, aunque jamás llegaremos a entender qué coño les pasa por la cabeza a los intolerantes.
Recomendación: a cualquiera que quiera pasar un rato con una historia anti homófoba que empuja irremediablemente a la reflexión. 
NOTA DE PRÉSTAMO: Tres de tres aciertos llevo invirtiendo en Libros del Silencio, esto empieza a ser preocupante. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.