Juego de tronos, de George R.R. Martin

¿Que cómo he llegado aquí? Pues catapultada por la pedazo de adaptación televisiva de la HBO, cuya cortinilla es como para verla en bucle, y cuyos treje-manejes políticos pseudomedievales sustentan la trama apoyada en malos rollos familiares y se aderezan con camufladas presencias fantásticas, sin las cuales esto parecería la agenda de los reyes de Inglaterra en la Guerra de los Cien Días. Que nadie espere ver a Gandalf y los orcos, nada que ver. Al contrario, a mí me va más este contubernio de casas feudales chanchulleando por el poder mientras se cuecen y se «solazan» a diestro y siniestro. Ideal para la canícula de 18º que tenemos por aquí. Eso sí, los chicos de la HBO, además de simplificar el número de personajes subieron la edad de la mitad de ellos. En el libro la princesa Daenerys tiene trece años…muy verosímil para el medievo, sí, pero grabar la serie tal cual tiene que ser delito en los cincuenta estados de la república federal.
Recomendación: a gustosos de la fantasía, de la novela histórica (período medieval) y cualquiera que quiera entretenimiento veraniego, que no hace falta el carnet de friki para leerse esto, leñe.

NOTA DE PRÉSTAMO: Pero qué gusto da meter una tetralogía (éste es el primer volumen de Canción de hielo y fuego) en un lector electrónico… Disfrutando del Kindle, sí señor.

4 Comments

Leave a Comment

  1. En toda adaptación hay pérdida. Dejan cosas por la gatera, pero el producto final es bueno (la serie) y hace honor al libro. Se nota que el autor ha estado encima del rodaje. La reseña es sobre el libro y a mí me ha entretenido. Mucha acción, bastardo, intrigas, lobos, dragones y pocas descripciones son perfectas para las vacaciones. ¡Un saludo!

  2. Hombre, la adaptación es muy buena… o al menos bastante más aceptable de lo que yo personalmente esperaba… Que el listón está bien alto =)

    Besotes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.