El campo del alfarero, de Andrea Camilleri

Ha vuelto por sus fueros, mejorando la anterior entrega. El sabor de la comida, los exabruptos y vituperios a la italiana, los trompicones de Catarella, el paisaje siciliano, la mafia, las mujeres explosivas que huelen a canela y las broncas con Livia. Santa Madonna, no falta nadie ni sobra nada.  Camilleri te hace reír y se ríe de sí mismo, hasta Montalbano lee a Camilleri, quien está en otra realidad paralela, la de aquellos pocos que hacen disfrutar a los demás por medio de la escritura. Hasta los 86 años y más allá, aunque el aroma nostálgico de la última página me haya dejado la sonrisa congelada. Venga, maestro, aguante, que le necesitamos personalmente en persona para seguir cabreando a todo el universo mundo.
Recomendación: lectura OBLIGATORIA para seguidores de la serie Montalbano. Y altamente recomendable para cualquiera que quiera pasar un buen rato. 
NOTA DE PRÉSTAMO: me lo han prestado pero en cuanto pueda me lo compro, es el único que me falta de la serie.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.