Un año de escuela en Trieste, de Giani Stuparich

Stuparich tiene un escribir sensorial, te planta fotografías ante los ojos, bien sea de entornos, bien de materia emocional, con el agravante de hacerlo con pocas palabras. La guinda de este libro es el sabor de primera mitad de siglo que te deja en la boca. Decir que es una novela de adolescentes es una sandez mayúscula, más bien entramos en la fase de transición a la edad adulta, con todos sus matices y vértices, que tanto juego le dió a Sándor Márai en Los rebeldes, introduciendo el componente amoroso que le falta a éste último. Lo que más me ha gustado es el resumen del libro que la propia protagonista, única chica en un instituto de Trieste, suelta a sus compañeros de clase: no habéis sabido ver en mí nada más allá de mi género. El señor Stuparich veía más allá de su propia época.
Recomendación: a quien guste de la mentada etapa de transición adolescencia-madurez con variante de género muy bien llevada.
NOTA DE PRÉSTAMO: Ha caído, porque La isla me dejó prendada. Son 12€ amortizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s