Fin, de David Monteagudo

Empieza cual película de terror barata y acaba peor. Reunión de viejos amigos de pandilla en la sierra ¿madrileña? con un supuesto secreto inconfesable que deriva en 0.5 segundos en el fin del mundo menos verosímil que haya leído. Todo ello con una narración tipo acotaciones cinematográficas que eclosiona en un final hecho para ser rodado y salir de la sala cabreado. Empieza bien y termina mal, mantiene la intriga y el buen ritmo, pero los episodios «hitckoquianos» (galgos en vez de pájaros, tremendo) y los tigres de bengala paseándose por el campo castellano provocan suspiros, si es un préstamo bibliotecario, y lágrimas, imagino, si has invertido más de un euro en él.
Recomendación: a quien le vaya la novela pseudo-apocalíptica de andar por casa.

2 Comments

Leave a Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.