Cineclub, de David Gilmour

Tengo problemas para clasificarla en novela porque tiene un contenido biográfico: el autor relata los tres años de relación con su hijo adolescente desde que éste, con 16 años, decide dejar el instituto. El padre, crítico de cine, acepta la decisión a condición de que vean juntos tres películas por semana elegidas por el progenitor. Es una reflexión sobre la educación, la comunicación entre padres e hijos, la transición a la vida adulta, el miedo a la pérdida y la paternidad; entre otras muchas cosas. La pasión por el cine del autor le sirve de herramienta en la relación con su hijo. Y dice verdades como puños: sobre el cine, sobre los padres, sobre las rupturas sentimentales y la vida. No es que me haya gustado, es que ya tiene su sitio en mi humilde biblioteca, y me ha dejado calculando la edad en la que se lo daré a leer a mi hijo.
Recomendación: A padres, adolescentes, amantes del cine, educadores y “peter panes” varios de cualquier edad.
NOTA DE PRÉSTAMO: Me alegro de mi inversión, me lo hubiese comprado de todas formas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.