El manuscrito de piedra, de Luis García Jambrina.

Me he quedado a 30 páginas del final, por no seguir perdiendo el tiempo, pero he decidido hablar de él por si acaso a alguien le va este asunto. Empezó bien, sobre todo por la ambientación de la Salamanca del s. XV, pero las disgresiones históricas “se tornaron en” pesadas, el protagonista seguía siendo más plano que un folio y cuando llegó a una cueva, bajo una cripta, salvando truquillos a lo Indiana Jones basados en la Divina Comedia, parecía ya Tom Hanks en El código ese que todos conocemos… y no pude más. Habrá quien piense que como primera novela no está mal, yo no he podido acabarla, tengo una pila de cuatro libros, aparentemente suculentos, esperándome.
Recomendación: a quien le guste la novela negra histórica, pero ojo, esto no es La caverna de las ideas, ¿eh?.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.