En el cafe de la juventud perdida, de Patrick Modiano

Había leído muy buenas críticas, hasta protestas por no haberle dado a Modiano el Nobel de Le Clézio… El libro es técnicamente bueno (obra coral, estilo cuidado…) y si Patrick quería transmitir la angustia que emana de la soledad más absoluta en la sociedad urbana occidental, la búsqueda de la identidad y (lo siento, es mi opinión)existencialismo variado, vive Dios que lo consigue; porque al terminar la última frase me arrepentí de no haber cogido un Astérix. Como diría un amigo, no sabía si cortarme las venas o dejármelas largas.
Recomendación: no se me ocurre a nadie a quien desee tanto vacío. Lo mejor, la cita inicial de la que toma el título.

5 Comments

Leave a Comment

  1. Completamente de acuerdo: qué libro más superficial pretendiendo ser trascendente. Por cierto : me es imposible introducir comentarios en el blog Esquina rota: no me deja por lo menos como usuario de Blogger. No sé si alguien más te lo ha dicho, seguiré intentando.

  2. Sigue igual. Quizás es porque uso Google Chrome, pero no me deja hacer comentarios.
    Sí: Houellebecq parece un ser bastante desagradable. Pero escribe de fábula.

  3. He repasado la configuración (por-si-acá) y está/parece todo bien… si no lo consigues me ofrezco para colgar tus comentarios, me da rabia que no se pueda comentar… Y sobre Houellebecq… apunto tu opinión. 😉

  4. Lo intentaré de nuevo. Espera a que alguna reseña me movilice. Mi política : comento todos los blogs que visito. Soy un pesado que no veas. Si no puedo comentar, uso la web deborahlibros para enviarte los comentarios y te digo a qué corresponden.
    Salud !!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.