1984, de George Orwell

01-olle-eksell-book-cover-1959-george-orwell-1984Tranquilos que no voy a reseñar a Orwell, hay cosas que no se hacen, quien quiera análisis que lea el prólogo de Don Umberto Eco (del año 1984) que he encontrado al descargar el e-book desde Amazon (leer aquí)  y mus corrido hasta que la mano quiera.  Leí este libro hace unos 25 años y lo sufrí en su momento como se sufren las hemorroides: en silencio. Recordaba nítidamente el tormento al leerlo, lo poco que me importaba Winston y el coñazo del Gran Hermano. Cómo me la traían al pairo Eurasia, la telepantalla y el doblepiensa. Esto se debió a que me obligaron a leerlo y al poco tiempo me hice del equipo “Rebelión en la granja” porque cayó voluntariamente y con ese sí que me chupé los dedos. A estas alturas de la vida y con los anti-trumps metiendo este libro en la lista de best-sellers en EEUU me arranco a hincarle el diente y lo disfruto como un cutico en un charco: retozando en su asfixia pegajosa y su cantidad de matices con alborozo. Lo único que se me ocurre es buscar razones para recomendar su (re)lectura: no (sólo) porque sea una puñetera virguería de ingeniería temática literaria del S.XX, etc, bla, bla (ver prólogo de Eco, leñe) sino porque acojona. Sigue acojonando -y mucho- con sus 68 primaveras.

Recomendación: a gustosos de obras maestras.

Lo verdaderamente chungo ha sido elegir una cubierta de todas las que hay de este libro. Por si queréis echar un ojo, AQUÍ.

3 Comments

Dejar un comentario

  1. Neolengua. Reescritura de la historia. Estados policiales y estrategias de control. Todo, eso sí, con ánimo de garantizar la seguridad del ciudadano. Por no hablar del toque maestro que han supuesto las redes sociales y la vanidad y exhibicionismo humano a la hora de facilitarle a los estados democráticos la clasificación ideológica y rastreo del persona. Ni el propio Orwell pudo haber imaginado lo acertados que a la larga iban a resultar sus vaticinios.

    Me gusta

  2. Pues sí. Ahora todos tenemos garantizado nuestro minuto de gloria para demostrar nuestra estupidez. Lo tengo que releer para ver qué me parece ahora, que ya soy “madura”
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s