Autoeditadas

ec285-portada-yo-nac3adHoy es un día grande. Aunque aquí en Mordor nos dé caña Sauron y aunque servidora esté para el arrastre. Hoy he conocido en carne y hueso a alguien con quien contacté por Internet, hace ya unos años, por un tuit cabreado. Ahora no recuerdo si el cabreo era con los bancos o con la movida de los recortes en comedores de la Comunidad de Madrid. El caso es que si le digo a mi madre que hoy me iba a ir de pinxtos con «alguien que conocí por Internet» su ceja hubiese llegado a San Cristóbal, pero como le he dicho que venía «la de las Yeserías» ha pegado un gritito de emoción y me ha recordado su ejemplar firmado. Ana Vázquez es buena gente escribiendo historias de mujeres con una frescura que para sí quisieran muchos y muchas que andan de firma en firma por las «efnaques». Ella se lo curra sola. Y no empuja. Y así ha conseguido que yo lea su obra, que me guste, que venda un libro suyo por semana y una amiga en Iruña. Yo voto por las amigas autoeditadas. Aunque al tercer vino nos dé envidia la Dolores Redondo y sus basajaunes, hay abrazos y palabras que valen por mil contratos editoriales. ¡Gracias Ana!

3 Comments

Leave a Comment

  1. De eso que sabes que sí, que no te equivocas, que te vas a hacer un viaje a Mordor el fin de semana de frío mataviejas porque va a merecer la pena. Y es que había ganas. Que de tanto hablar por internet ya éramos amigas. Y no nos equivocamos. Por fin nos hemos conocido en persona. Y si mi madre siguiese entre nosotros también me habría dicho lo de «nena, que la gente del internet es muy rara…» Y bendito internet, y bendita Katixa y benditas Yeserías que me han dado más satisfacciones que… Yo qué sé… Más… ¡Gracias niña! ¡Esto hay que repetirlo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.