Mujer sin hijo, de Jenn Díaz

Cuando te hierve la sangre con el salvador uterino de ministro que tenemos, lecturas como esta se te imantan a las manos como el pringue de la mermelada. Luego ya si eso miramos los detalles: Mejor lo que cuenta, la ¿distopía? (¿en serio?) de la maternidad obligatoria y por decreto gubernamental en un tiempo post-bélico, que el cómo lo cuenta. A mí me han cargado un pelín las reiteraciones o los dimes y diretes de patio de gallinas así como cierto barniz de culebrón rocambolesco. Entre sus méritos, además de leerlo en el contexto de supresión de nuestra libertad individual, -todo muy ad hoc– están algunos momentos (el parto en condiciones industriales, la vendetta del Sr. Albero) que han conseguido bien el nerviosismo y el asco que buscaban, bien la sonrisa cómplice.

Recomendación: a gustosos de distopía con Proyecto Nacional de Repoblación que obliga a las mujeres a ser madres por imperativo legal.

NOTA DE PRÉSTAMO: Quería leerlo. En formato electrónico cuesta 6.95€, aquí. Amortizado. 

3 Comments

Dejar un comentario

  1. Deborah, el error ha sido todo mío, perdona si te he llamado a confusión a ti también. Todo fue fruto de una entrevista que vi estando medi dormida y no sé de donde saqué que el libro había sido escrito en inglés. Nop, todo un producto de mi cerebro adormilado, segín acabo de comprobar. Sorry.
    Un saludo,
    Sonia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s