Ventajas de viajar en tren, de Antonio Orejudo

Sorprendente. Con lo que cuesta encontrar algo original es para dar palmas con las orejas. Hacia el 30% del libro -en términos kindlenianos- crees que definitivamente al hombre Orejudo se le ha ido la gwendoline mucho y muy pero que muy lejos. La temática alucinatoria que ponen en bandeja los pacientes de salud mental es el caldo de cultivo para una historia en principio lineal -un viaje en tren- pero de la que crecen subniveles de ficción como raices bajo el musgo. Lo que más me ha gustado precisamente es lo currada que está la estructura, junto con las constantes alusiones metaliterarias, sí, barro para casa, como siempre, (hay una parodia de reseña que no puedo evitar evocar ahora mismo); y, sobre todo, el sentido del humor, usado como afilada arma crítica en forma de ironía poco sutil. Lo que menos la parte -no quiero destripar nada- que transcribe una «presunta» habla común, registro coloquial, que le ha salido bastante descafeinada. Por ponerle un pero formal. 
Recomendación: ¡A quien quiera algo verdaderamente distinto!
NOTA DE PRÉSTAMO: Momento e-book compartido anónimamente. Si lo encuentro, que hasta ahora no he tenido suerte, me lo compro. El liburu en cuestión tiene once años.

5 Comments

Leave a Comment

  1. «Fabulosas narraciones por historias» otra novela histórica sui generis, como dice Croix. Puede que te guste su opinión sobre la Generación del 27 o puede cabrearte… pero seguro que te ríes un rato largo.
    Yo a Orejudo no acabo de encontrarle el punto…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.