El regreso del soldado, de Rebecca West

Obra de 1918, con todo el contexto decimonónico inglés, el cual me resulta opresivo. Estampas victorianas de la campiña inglesa llenas de cisnes, sauces llorones y el el té bajo el nogal que terminan ahogándote ante el insoportable esnobismo de la clase alta. Deseos reprimidos y anhelos de felicidad del soldado que regresa, amnésico, a una maravillosa mansión -cárcel de oro- después de pasar por las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Lo mejor: el conflicto que retrata entre la convención y lo humano con un estilo hermoso, ahora bien, tiene que gustarte la literatura inglesa o hay riesgo de acabar hasta el moño de búcaros de plata y el espino blanco junto a los chopos del embarcadero (sic).
Recomendación: a quien le vaya la literatura inglesa, tipo victoriana, vamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s