Soledad, de Carlos Bassas

Novela policíaca a dos voces que desentraña el asesinato de una niña de 14 años. Se agradece el esfuerzo de estructura y de síntesis. La forma tiene dos cosicas que llaman la atención: las acotaciones incrustadas que le dan un aire de guión cinematográfico -y que pierden presencia conforme avanza el texto- y el recurso de la reiteración -más moderado que en «Justo», al menos esa es la sensación-. Con la excepción de una interpelación al lector nos ha gustado todo: novela negra recia, con buena dosis de violencia y dos personajes principales con cargas de profundidad psicológica. El superpoder de Bassas de mantenernos pegados al papel funciona de fábula.

Recomendación: a gustosos de novela policíaca con enjundia que se lee de tirón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.