Santas lecturas

Esta semana abriremos el martes 22 y la mañana del miércoles 23. Desde ese momento quien suscribe se dedicará a sus vacaciones en cuerpo y alma, ya perdonaréis. Para amenizarlas hay alimento de sobra pero no hay certeza del menú final. De primeros platos podrían caer un trotero majo como «Tú no eres como otras madres», una biografía novelizada de la suegra de Claude Lanzmann, escrita por la hija, que apunta maneras, no diré que no. Algo de policíaca  con «Vestido de novia» de Lamaitre y de segundos podemos elegir entre Dosis de realidad (ese «El fantasma en el libro» de Javier Calvo sobre el mundillo de la traducción que acaba de alabar Francesc Bon) y cualquier otra novela que se nos cruce por el camino. De postre algo de Delicatessen no estaría nada mal. De todo el tsundoku que tengo aparcado en papel y en digital (estamos hablando de una buena pila de libros) lo mismo cae un Roth, que un Amis que un Fowles pero teniendo en cuenta que no tengo vacaciones desde el 16 de diciembre (cuando abrí la librería) esta tarde me paso por la biblioteca pública para peinármela de arriba a abajo. Todo es poco. Qué difícil es acertar cuando tienes unos pocos días y quieres leer lo que no has podido deborahr en los últimos dos meses. Y que ningún bodrio te joda las santas vacaciones. Ay.

A la vuelta os cuento.

Leed más fuerte.

P.D. A ver esas reseñas para el concurso, que fluyan. ¡Ánimo, gente!

2 Comments

Leave a Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.