Menos mal, menos mal que escribe como los ángeles, porque de lo contrario estaría metida ahora mismo en el brete de opinar en público sobre su primera novela, finiquitando el compromiso con adjetivos políticamente correctos como “interesante” o “entretenida”… y nada que ver. Si en los relatos de La casa escondida apuntaba maneras aquí tenemos una […]