Le faltó a Delerm incluir en este catálogo maravilloso de placeres cotidianos el descubrimiento de un libro inolvidable. El subidón que provoca unido a unas incontenibles ganas de comentarlo por las calles. Si andabais buscando al maestro de las descripciones sensoriales, no busquéis más, ya lo habéis encontrado. Y ese plural que usa, esa 4ª […]