Sólo alguien que no me conociese de nada me regalaría un libro de viajes. Pero este me lo he comprado yo, así que no cuenta como excepción. Tengo a los libros de viajes como truñazos altamente descriptivos, contados por gente con quien no tengo nada en común. En este caso un tipo que ni se […]