Llegué a pensar que se trataba de una leyenda urbana, hubo quien me preguntó “¿Tú tienes un enebro?” casi a media voz, como quien habla de sustancias estupefacientes ilegales. Estas navidades se ha reeditado y ya tengo mi enebro. Os puedo asegurar que la leyenda estaba cimentada en sólidos argumentos, el libro en sí es […]