Dos relatos de autora que no había catado hasta la fecha. El primero me ha arrancado sonrisas de las buenas pero el segundo contiene algún momentico «¡Muelte a los hípsteles!» que permanecerá indeleble en mi memoria por una temporada. Dicen las redes que es reconocible el barrio de Malasaña en ambos, pero como yo no […]