Segundo libro (de tres) que cae en los Epicentros de lectura, isla de encuentro lector en el que puedo constatar que hay jóvenes deborahdoras y deborahdores que efectivamente leen. Y cuando menos te lo esperas, te dejan de piedra con comentarios y opiniones que merecen por sí solos participar en el sarao. Mayoría (en el […]